fbpx

Fiji es un país pequeño de casi 1 millón de habitantes, ubicado en medio del océano pacífico, cuya impresión está marcada por la inmensidad y lejanía de sus más de 300 islas, donde después de volar por cientos de kilómetros aparecen las montañosas islas volcánicas, verdes y rocosas a la vez. Este hermoso archipiélago fue elegido para ser el primero en implantar el sistema GPS en la aviación.

Sus maravillosos paisajes fueron el motivo por el que se introdujo la aviación al siglo XXI, al poder apreciar el descenso al Aeropuerto Internacional Nadi, un espacio aéreo sobre estas islas que permitió la implementación del GPS en su sistema de aviación.

Antes del uso del GPS, en Fiji, el 80% del enorme espacio aéreo del país, los pilotos no tenían un radar en el que confiar, dificultándose más las cosas al momento de volar sobre el mar, debido a que no contaban con radiobalizas, los pilotos utilizaban una técnica de cálculo de navegación que empleaba la última ubicación conocida para estimar la ubicación actual.

Adicionalmente, usaban la navegación celeste, que consistía en usar de referencia las posiciones de los cuerpos celestes como el Sol, la Luna o un planeta, a medida que se comparan con el horizonte visible.

Un sistema desarrollado por el ejército de Estados Unidos en la década de los 70, con fines de mejorar los procedimientos de navegación existentes. Ahora, gracias a los avances tecnológicos con la incorporación del sistema GPS, la ubicación de un avión puede ser mucho más precisa, logrando ser actualizada de manera continua mediante la triangulación de los datos entre los satélites y su ubicación en la Tierra.

Para entonces, el archipiélago de Fiji contaba con una creciente industria turística así como,  una gran demanda de vuelos dentro de sus fronteras, una razón suficiente para mejorar su sistema de navegación.

Por el precio de equipar solo un aeropuerto con una baliza de radar, se estimó que podría entregar a cada aeronave de su flota doméstica un receptor GPS. Llegando a un acuerdo donde Fiji le ofreció a la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) ser el campo de prueba para la navegación GPS.

Considerando que Fiji a pesar de ser una nación pequeña, su industria de aviación nacional estaba bien desarrollada, contando con 19 aeródromos comerciales más siete aeropuertos privados, con más de 300 islas repartidas en un área de 500.000 km cuadrados de océano, las pruebas podrían abarcar tierra, mar, montañas, patrones de clima tropical intenso y largas rutas de vuelo, todo dentro de un mismo espacio aéreo.

De ahí que, la FAA acordó financiar la operación, suministrando equipo y soporte técnico a cambio del conocimiento que podría obtener del experimento.

Un proyecto que tomaría año y medio para preparar el sistema, que constaba de la instalación del equipo, trazar nuevas rutas de vuelo, desarrollar manuales, entrenar a pilotos y tripulaciones.

El satélite número 24 y último entró en funcionamiento a fines de 1993. Para abril de 1994, Fiji se convirtió oficialmente en el primer país del mundo en incorporar el GPS en su sistema de navegación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
WhatsApp Preguntas o pedidos via Whatsapp